domingo, 23 de noviembre de 2008

Engaño (2da parte)

(Para leer la siguiente entrada se hace indispensable la lectura de la entrada que le sigue, le pido por favor no obviar ninguna y leer ambas antes de dar una opinión, Besos)

¿Qué es eso que nos provoca soñar?
¿Cómo definimos aquella fuerza que nos hace ponernos de pie y caminar cada mañana?

Simple inercia?
Es que acaso nos hemos mecanizado de tal modo en que no importan nuestros deseos y tan sólo seguimos un camino trazado y grabado en nuestra mente a punta de mecanica repetición?

No, nosotros nos ponemos de pie y caminamos cada día porque deseamos avanzar.
¿Tienes ganas de comer algo distinto hoy?
Te pones de pie y buscas algo distinto.

¿Tienes ganas de recorrer el país hoy?
Te pones de pie y sin un sol en la mano te recorres el país entero siendo cargado en hombros por la hospitalidad y cariño que de sobra están presentes en nuestro país.

¿Quieres ser el mejor literato del mundo?
Pues desde tu asiento frente a la pantalla de la computadora en un distrito "X" (Surco) en una época "X" (ahora mismo) una persona "X" (Yo) Se traga todo el miedo y apoyándose de cuando en cuando en los sueños que le persiguen desde niña va avanzando lentamente.

¿Que cómo puedes hacer todo esto estando en nuestro país?
Simple, te la buscas, y llegará un momento en que lo habrás deseado con tantas fuerzas que el mundo entero conspirará en tu favor y te otorgará todo aquello que has deseado.

Por ejemplo, en el campo de las ciencias:
Carlos Noriega, un joven promedio, como tu o yo, que a punta de huevos, fuerza y si! ¿Porqué no? Buena estrellas llegó a ser el primer peruano en salir del planeta y comer kiwicha allá a millones de kilometros arriba del cielo.

En las artes:
Nuestro país es tan increíble y maravilloso que los artistas caminan despreocupados por las calles, en una esquina puedes encontrar a un magnífico retratista vendiendo su arte a 30 soles, metros más allá encontrarás a un viejo músico regalándo su arte un domingo por la tarde sólo por el placer de ver a sus hijos y nietos sonreir mientras escuchan atentamente.

¡Los bailarines salen de los arenales y las escuelas de ballet! Son una mixtura encantadora de soltura, improvisación y elegancia ¿En que otro país hayamos eso?

Actores? Tenemos payasos en nuestras calles, cómicos en las plazas, que trabajan hasta que sol les dice Buenos Días por segunda o tercera vez.

¿Hay pobreza? Si, la hay, pero lo bueno está en que también hay personas que quieren combatir eso. Una, dos, diez, la cantidad que sea, con que una persona desea cambiar el mundo es suficiente.

Actores? Tenemos tantos y buenos actores, tan sencillos como cualquier otro ciudadano, tenemos tantas y variadas obras de teatro, tenemos tanto talento que a veces no lo podemos ver.

¿Nuestra música? ¿Alguna banda o cantante que haya recibido algun premio importante? Somos tantos los que nos emocionamos escuchando un vals, un festejo, una balada los que sonreimos al ver un video un artista nacional en un canal extranjero que los premios sobran.

Y somos muchos más los que sonreimos cada fin de semana al tener espectaculos para escoger, tenemos exponentes en todos los géneros musicales, tenemos bandas que siguen sus sueños y cantantes que sin importar lo que les digan avanzan.

La gente de nuestro país es linda, somos un país orgulloso de sus problemas, porque hemos aprendido a vivir y sobrellevarlos y somos un país digno porque estamos aprendiendo a solucionar estos problemas.

Podemos ser lo que deseemos, desde el lugar en donde estemos.
¿Alguien de 19 años puede publicar un libro de poesía sin experiencia previa? Puede.
¿Una mujer pasándo los 40 años puede tener un hijo? Puede.
¿Un hombre de 50 años puede enamorarse sinceramente de una mujer de 20 años? Puede.
¿Alguien puede ser astronauta habiendo nacido aquí? Puede.

No se deje engañar por los pesimistas, usted puede ser lo que desee.
Besos.

2 comentarios:

Micky Bane dijo...

Opinión válida pero no la comparto. No hay que venderle humo a la gente ni ser demagogos. De paso, no confundir el realismo con el pesimismo. El Perú tampoco es un mendigo sentado en un banco de oro, porque ya vino un ladrón que se robó ese banco. Soñar no cuesta nada, es gratis, así que es lo único que se puede hacer cuando se te cierran las puertas mil millones de veces. Existen oportunidades que no hay que desaprovechar, pero eso no tiene nada que ver con el talento. Sino Sudy Díaz o Monique Pardo no serían famosas o se harían llamar "artistas" en la televisión. Las recompensas se ganan, no se buscan. Uno sólo debe hacer cada cosa por realizar lo que se propone sin llegar a sacrificarse de la manera que muchos se imaginan. Este país tiene una cultura ancestral y peruanos que han salido adelante a través de la informalidad, cuyo porcentaje de cooperación para el PBI del país es significativo. Un planteamiento sencillo: Imagina que de los 28 millones, 10 quieren ser astronautas. Vé y diles lo que piensas a ver si los 10 millones lo logran. Pisemos tierra. Sólo existe un Vallejo, un Palma, un Mariátegui, un Einstein. No todos pueden serlo.

Diego_Mauricio dijo...

Me gustó mucho el mensaje de este post, yo pienso que todo se puede lograr siempre y cuando le pongamos la mejor disposición y no decaigamos ante la primera adversidad.

Vivimos en paises con idiosincracias bastante similares y me sentí muy identificado con algunas de las situaciones que describes independiente de si es tu opinion o no.

Todos tenemos nuestros sueños y en algun momento de la vida nos enfocamos en hacerlos realidad, en unas ocasiones nos rendimos y en otras perseveramos y llegamos a las ultimas consecuencias, como lo estás haciendo tu con tu libro o como lo estoy haciendo ahora con la banda, yo pienso que los obstáculos mas altos nos los creamos nosotros mismos.

Si tenemos sueños, la fuerza para llegar a conseguirlos aparecerá...

Un abrazo desde Colombia