domingo, 13 de diciembre de 2009

Bach


Esto lo escribí hace casi un año a modo de regalo para un
amigo que cumplía años, me gustó bastante como quedó, no sé que opinarán ustedes.



-¿Bach?- Sólo él podía reconocer La Bella Durmiente de Bach con tan sólo oír las primeras notas.

-¿Me vas a decir que Bach fue amigo tuyo? - Lo miré por encima del marco de mis anteojos.

-¿Johann? No, Yo apenas y estaba naciendo en 1749. El murió un año después, aunque estando de paso por Liepzig a inicios del siglo XIX conocí más acerca de su obra - Me respondió tranquilo, con esa serenidad que me causó tanta curiosidad desde el día en que lo conocí.

Sabía qué decir para asombrarme o dejarme con la boca abierta.

Recuerdo la primera vez que lo vi, se veía distinto, su cabello era más largo y parecía sacado de un antiguo grabado del medioevo. Con sólo verlo supe que algo había en el que lo hacía distinto a cualquier persona que haya conocido antes.

Recuerdo mi imborrable sonrisa al saludarlo y su intimidante expresión al responderme el saludo. Hoy, esa fría mirada se había vuelto un par de ojos llenos de ternura.

Inteligente y sensible, cualidades de las que carecen muchos; había tanto de irónico en él, a veces pareciendo tan único como un cuadro de Rembrandt y otras veces tan simple como un cuento de niños.

-Pásame eso, por favor- Sin levantar la mirada señale mi mesita de noche, un pequeño frasco de vidrio amarillo.

-Nunca me explicaste qué era lo que estabas haciendo-

-Quiero hacer algo…- Le dije. Él, en su infinita y muchas veces desesperante cortesía me ofrece su ayuda con sólo observarme, nunca podré estar segura de que podía leer mi mente, aunque a veces creo que lo hacía, he leído que los vampiros pueden leer la mente de los mortales.

-Tengo más de 200 años, ¿No consideras un poco complicado el que crea una mentira tuya? - Su tono pausado y calmado podía enloquecer a cualquiera, tenía razón.

-Puedo mentirle a muchas personas… pero tú no eres una de ella- Sonreí mirándolo con ternura mientras cepillaba mi cabello.

-Es comprensible, tu mente es como un libro para mí, fácil de leer y de interpretar- Cuando dijo eso mi rostro cambió, estaba confundida.

-¿Es eso un cumplido?- Tomé el frasco amarillo, retiré la pequeña tapa y el aroma del perfume de rosas inundó el ambiente.

Podía muchas veces confundirme con lo que decía, nunca podía dar por sentado que entendía lo que me decía.

-Ese aroma me trae recuerdos- Me dijo mirando fijamente el frasco.

-Cierto, ustedes tienen mayor sensibilidad al percibir los aromas – Cuando me refería a alguna costumbre relacionada a los vampiros me sentía mal, recordaba lo que tanto me había contado él, sobre esas épocas en las que era un vampiro despiadado.

-¿Ustedes? Si, nosotros – Levantó la ceja izquierda, me gustaba cuando hacía ese gesto, me hubiera gustado poder retratar sus expresiones.

-Lo siento, no quise ofenderte- El disco con la música de Bach llenaba mi habitación de un aire sereno y un poco lúgubre, como él.

-Descuida, no lo hiciste- Se sentó delicadamente en el sillón que está al pie de mi ventana, cruzando las piernas como siempre hacía.

Abrí el armario de mi cuarto y tomé un vestido rojo con flores negras pintadas a mano.

-¿Qué te parece?- Le pregunté mostrándole el vestido.

-No entiendo la moda de ahora, la elegancia antes era lo importante, ahora… un nombre europeo en una etiqueta importa más- Me resultaba gracioso, era cómo escuchar a un anciano quejarse de los tiempo modernos, irónico pues él no aparentaba tener más de 25 años.

Era algo fascinante en él, nunca aparentar la edad que realmente tiene, poder engañar al mundo entero y decir con certeza que era el hombre más joven de 260 años de edad.

-Tomaré ese comentario tan amargado como un: Me parece bonito- Saqué el vestido del gancho en el que se encontraba colgado y entré el baño, cerré la puerta.

-Sigues sin decirme porqué te arreglas tanto ¿Hay alguna razón en especial?- Era extraño, ni siquiera con la música de Bach sonando tenía que subir la voz para que sus palabras lleguen a mis oídos.

-No sabía que los vampiros eran impacientes…- Yo si me veía forzada a gritar un poco.

Me miraba en el espejo mientras me colocaba un par de pendientes dorados, cruzó por m mente la idea de no poder ver mi reflejo y la extraña sensación que debía provocarle, un reflejo que es digno de ver, si me permiten decirlo.

-No lo somos, personalmente soy bastante curioso, no es un defecto, es una virtud en muchos sentidos- Se justificaba, era la primera vez que lo oía justificarse.

Salí del baño con el vestido rojo puesto, él sonría al verme.

-Vamos…- Lo tomé de la mano y lo jalé suavemente para que se pusiera de pie.

-¿A dónde vamos?- Me preguntó sin negarse a levantarse.

-A celebrar un año más de ti- Lo miré fijamente a los ojos y lo abracé, enredé mis brazos alrededor de él y pegué mi rostro contra su pecho, sin corazón que lata o pulmones que respiren para poder saber si en algo le había emocionado mi gesto.

Sentí una leve carcajada escapar de su garganta, él también enredó sus brazos alrededor mío y me dio un beso en la cabeza, me pareció muy dulce.

-¿Te parece motivo para celebrar que yo exista un año más en este mundo?- Levanté la mirada y vi sus cansados ojos café inquiriéndome con magistral curiosidad.

Tenía el don de malograr los momentos mágicos de la manera más elegante posible, me sorprende que en los cuentos de hadas no aparezca él para acabar con el momento cumbre de cursilería y romanticismo que llenan esas historias.

-No, no celebro porque estés un año más en este mundo ¿Qué tendría de bueno estar en un mundo tan horrible?- Fruncí el entrecejo.

-¿Entonces que es lo que celebras?- Cuando sonreía sus colmillos brillaban como perlas.

Me parecía que sabía lo que estaba pensando, sólo que quería escuchar que yo misma lo dijera, encontraba cierto gusto en eso.

-Un año más de que estés a mi lado y no me permitas morir en este mundo, eres mi más grande inspiración y razón para no sentir que este mundo es sólo pasajero – Mis ojos se llenaron de lágrimas; él, permanecía en silencio observándome fijamente sin reflejar sentimiento alguno en su rostro.

-Te Quiero- Fueron las únicas palabras que salieron de sus labios, lo tomé de la mano y lo guié hasta la puerta, la noche aún empezaba y caminamos juntos por la entrada de la casa.

Sabía bien que al amanecer tendría que irse, alejarse para continuar con su vida; en la cual yo no estaba incluida, pero por esta noche no éramos nosotros, por esta noche no había problemas, ni discusiones, ni preocupaciones, no existían los dolores en el cuerpo, nadie se sentía mal y el mundo estaba cómo debía estar, esa noche éramos sólo amigos que querían sentirse acompañados conversando de todo lo que les ha ocurrido.

Y yo, yo sólo quería escuchar su voz.

Desde la ventana de mi cuarto, la musicaba de Bach guiaba nuestros pasos, pasos que seguíamos hasta perdernos en la oscuridad de la noche.
La luna llena alumbraba nuestro camino.
Y mi único deseo era que fuera feliz.
Sabiendo muy en el fondo de mí pecho…
que podría ser la última noche en que nos veamos.

sábado, 14 de noviembre de 2009

Descargo por encargo


-Deberías escribir sobre eso-

Recuerdo que sostenía el vaso de milkshake de lúcuma mientras me señalaba inquisidoramente.

-Tienes la bendición de saber cómo carajo funcionan esas tonterías de blog y webs, aprovéchalo-

Habíamos estado hablando de Paola Vargas y "Bolón", sentándonos en el Tip Top de la Av. Benavides abrazando nuestros Milkshakes de lúcuma y chocolate respectivamente.

Cuando se veía obligada a acompañarme a hacer cosas "de chibolos" (como decía ella) me increpaba diciendo:

-¿Porqué con tus patas casi de tu edad tomas café o comes en restaurantes fichos y cuando sales conmigo venimos a tomar milkshake o a McDonalds?-

-Porque me gusta verte sufrir haciendo cosas de mi edad-

Le respondía.

Resulta que en esta tarde nos unía algo más que una incómoda y muchas hipócrita amistad. Ella se había enterado de que tenía un weblog, yo le confirmé la información y decidió que debía hacer algo.

-¿Tienes idea de a cuantas mujeres le faltan el respeto en este país?-

Honestamente no tenía idea de los números:

"74% de Mujeres en nuestro país son maltratadas por sus propias parejas.

76 % de las Mujeres agredidas reportan que la agresión física es más común que la psicológica.

79% de las Mujeres agredidas NO denuncia el hecho a ningún tipo de autoridad."


Para cuando termninó de decirme las estadísticas se dio cuenta que casi estaba gritando y yo sólo la observaba, asombrada.


"Y de esas mujeres agredidas... El 10% asegura que su pareja la empujó, el 8% que la cacheteó, el 7% que la agarró a puñetazos, el 4% que ha sido atacada a patadas, el 1% que intentaron estrangularla y el 0.5% que la atacaron con un cuchillo... ¡Con un cuchillo Juana!"



Realmente estaba indignada, siempre me pareció una mujer serena, de esas que parecieran aburrirse de tan sólo mirarte hablar, era demasiado inteligente para pelear y muy mujer para dejar de conseguir algo que quería.


-Entiendo, no sabía que era así...-


-Es que nadie lo sabe y si lo saben no lo dicen... y si lo dicen es sólo para posar en la foto con un madre golpeada para alguna campaña política-


Tomó un gran sorbo de Milkshake y se recostó en la silla.


-Es increíble, ir en el micro y ver como una niña de 15 años es manoseada por un hombre que podría ser su padre-


Movía la cabeza en señal de negación.


-Es cosa de todos los días, hace un par de año estaba en Miraflores tomando un micro, la 5C creo que era. Me senté en una de esas sillas que parecen pegadas con goma en el asiento de adelante y a mi lado se sentó un hombre, delgado, de piel quemada, parecía andar dormido. Unas cuadras más allá el carro se detuvo y subió un grupo de niñas vestidas con su uniforme escolar, ninguna pasaba de los 11 años, sonreía se carcajeaban... tu sabes como somos a edad-


Sonreí.

-Lo sé- Me devolvió la sonrisa.

-El hombre que estaba sentado a mi lado se puso de pie, las niñas se sentaron justo atrás de nosotros, una de ella, la más pequeña iba sentada con las manitos sobre su regazo. El hombre se puso de pie y se colocó junto a ella, entonces... allí en el micro lleno de gente a las 12 y algo del día se empezó a masturbar, junto a la niña-


-¿QUE?- Gritó indignada escupiendo un poco del Milkshake que estaba bebiendo.


-Aparentemente la niña no sabía que ocurría, pero el tipo se acercaba más y más a la niña, como si buscara que fuera parte de su perversión... Me puse de pie casi aplastando a todo el que obtruyera el espacio y lo único que atiné a hacer fue a empujarlo con cada centímetro de su fuerza, peso y altura. El imbécil salió disparado contra el suelo del micro, la niñita estaba llorando, obviamente no sabía que había sucedido, pero imaginaba que era algo malo-


-Pero que mierda pueden ser estos enfermos- Dijo.


Me gustaba escucharla hablar así, me hacía sentir más confianza entre nosotros.


- En fin, le grité al cobrador, al conductor por su indiferencia y al grito de "TE JURO QUE SI TE PARAS TE MATO!" me planté en la puerta mirando al enfermo tirado en el suelo, tomándose el brazo como si le doliera. Hice bajar a las niñas, el cobrador agarró del cuello al tipo y lo empezó a sacudir como esperando que despertara, las niñas y yo bajamos en medio de la pista y en la esquina la niña que seguía llorando me abrazó. Les pregunté donde vivían, afortunadamente vivían en San Juan de Miraflores, no era tan lejos. Detuve un taxi y le expliqué brevemente lo que había pasado al conductor, le pagué por adelantado y algo más por si las niñas querían bajarse antes y le dije que las dejara en la puerta de su casa y las viera entrar, me abrazaron. La niña seguía llorando. Yo quería ver si todavía alcanzaba el micro para cumplir mi amenaza de matar al tipo del micro-


-¿No te digo? Es que esos que agreden o se aprovechan de niñas mujeres no tienen arreglo... -


Podía ver su indignación.


-Sabes que opino igual que tú... no tengas miedo de decirme lo que estás pensando solo porque no te parece correcto. Sabes que yo soy de la idea de que la mujer debe portar un arma, creo en la pena de muerte para violadores y asesinos y soy acérrima creyente del "Justicia por mano propia". Así que nada de lo que digas me va a horrorizar- Me acerqué con los brazos cruzados a la mesa.


-... Deberían matarlos, a cada violador o agresor. Si tuviera la oportunidad lo haría yo misma. ¡Te juro que daría lo que fuera por tener la oportunidad de encontrarme con uno de esos lacras y darme el lujo de matarlo! ¡10 minutos es todo lo que necesito! ¡Torturarlo! ¡Hacerlo sentir ese dolor! Me enferma...-


Tenía sus uñas rojas clavadas en la palma de sus manos, realmente sentía lo que decía.


-Es tarde amiga...- Dije mirando la ventana. Sonriendo.


Suspiró y terminó su milkshake.


-Gracias por el Milkshake, supongo que la sgt. vez iremos al Coney Park ¿No?- Dijo sarcásticamente.


-Me leíste la mente- Me ponía la casaca y dejaba el milkshake en la mesa.


Me acerqué a abrazarla, ella llevaba una blusa verde agua y un pantalón de vestir negro. Estiraba los brazos sonriendo, la abrazé colocando mis brazos alrededor de su cuello y su hombro derecho, se rio y presioné un poco el brazo que se encontraba en su cuello.


-¡Au!-


Gritó, me asustó, pensé que le había hecho daño.


Miré su cuello y apartando la tela vi su piel enrojecida, con pequeñas rayas de sangre ya seca, era una impresión en su piel, larga con agujeros, provocada por el salvaje y reciente golpe de un cinturón.

viernes, 13 de noviembre de 2009

Las niñas pueden ser tan crueles...


-Terminó el tiempo, pasen sus exámenes de atrás hasta adelante, rápido-

El silencio sepulcral que acompaña a los examenes se rompía con la indicación del profesor que se ponía de pie y dándole la espalda a los alumnos escribía algo en la pizarra.


-Huguito...¿Qué tal te fue?-

Su mano, adornada de esmalte púrpura y brazaletes de distintos colores se apoyaba en la carpeta, un par de ojos cubría el recorrido de su muñeca, codo, antebrazo y terminaba maravillado en su sonrisa delineada por chapstick rosado y una cola de caballo adornada con rayitos dorados en su cabello color castaña.


-Bi... Bien...-

El muchacho, sentado en su carpeta como si le faltaran vertebras a su curvada espalda responde dejando escapar unas gotas de sudor por su grasosa frente.


Ella, vestida de turquesa y sonriendo, rie y se acerca un poco.


- Ay! ¿No me vas a preguntar como me fue? Mira que me resiento!-


Un puchero se dibujaba en sus labios y sus enormes ojos verdes aparentaban tristeza, digan de alguna nostálgica postal.


-Claro... ¿Cómo... Cómo te fue?-

El joven vestía de azul oscuro, una ancha polera con las siglas de alguna universidad privada en el pecho y el cabello largo y descuidado cayendole hacia adelante, presionaba los puños mientras trataba de apartar su mirada del escote graciosamente señalado por un collar plateado con un dije de corazón apuntando hacia el medio de su pecho.


-Pues no muy bien, pero no me preocupo, ya fue. Oye tú eres bien chancón ¿no?-

Se llevó la mano derecha hacia la boca y se limpio un poco del brillo que cubría sus labios.


-¿Ah? No... Si, un poco-

Se rió a carcajadas dejando ver su perlada dentadura y un piercing plateado en el centro de su lengua.


-¿Oye le puedes entregar esto al profesor?-

Extendió la mano y rozando la del joven le entregó una hoja color blanco, escrita con lapicero rosada y llena de garabatos, corazones y pequeños tornados en el marco.


El joven había recibido una orden y no podía hacer más que obedecer, enbelezado por la mirada pícara de la joven, se pone de pie, llevándole casi dos cabezas de ventaja en tamaño a la chica toma el papel fuertemente entre sus dedos, sonríe y avanza hacia donde está el profesor.


-Gracias Huguito-

Ella sonrie y arruga los labios mandándole un beso que el joven recibe imaginariamente con toda la calentura del mundo.


Cruzaba el escándalo del salón de 4to año de Secundaria dirigiéndose hacia el profesor, estaba a tan solo 2 pasos de distancia cuando una pierna desde algún sitio cercano se estira, cubriendo el camino por el cual Hugo debía pasar.


El joven, destilando baba por la joven del lapicero rosa no se percata del pie que obstruye su camino.


Su pie derecho se topa con el del intruso y no pudiendo reaccionar rápidamente sus brazos se agitan en el aire escandalosamente como tratando de ubicar un punto de apoyo, se dibuja una mueca de desesperación en su rostro y sus piernas fallan.


Su rostro se aproximaba al suelo de cerámica gris, finalmente el movimiento de sus brazos agitado y exagerado resultó inutil y cayó de rostro contra el suelo golpeándose el tabique y la frente.


-¡Joven Solíz!-

El grito del profesor, iracundo dejaba la pizarra y se aproximaba a Hugo en medio de las carcajadas y calambres estomacales de los observadores.


-¿Pero qué carajo tienen estos chicos?-

El profesor tomaba toscamente del brazo al muchacho y de un jalón lo obligaba a ponerse de pie.


Hugo se levantaba y con una expresión desorientada mostraba al resto de la clase su nariz desotrozada por el golpe destilando sangre y su frente roja por el impacto.


En medio de su confusión, verguenza y dolor, alcanzó a ver como todos se retorcían riéndose, señalando, mientras que el fondo del salón, apoyando las caderas en el marco de la ventana, la joven de las uñas púrpuras le sonreía y mandaba un beso para luego verse envuelto en una densa oscuridad.


domingo, 25 de octubre de 2009

Mi brillante universo


Quiero despertar, en un mundo fantástico.

Mi mundo de ensueño, mi propio universo.

Que nazca de mi mente y sea sólo mío.

Que materialize cada deseo de esta infame mente.

Quiero abrir los ojos y contemplar la lluvia de sangre cayendo sobre mi sonrisa pintada de sadismo.


Sé que la tierra estará hecha de carbón y muñones de exploradores desafortunados.

Sé que los árboles cubiertos de telarañas regurgitarán cabezas de juglares.


Caminar en puntas de pie por el gélido camino de cuerpos abandonados.

Llegar hasta la jaula y tomar tu humanidad por el cuello.


Eres la nueva adquisición de mi desquiciado universo.

Tus cadenas, ajustadas a tu piel dejan correr ese brillante hilo rojo de sangre que remarca tu temor por ser parte de este retorcido viaje que apenas empieza.


A pesar de tu confianza tus ojos lamentan tu elección y lloran suplicando que te libere.


Mi fantástico mundo de ojos rasgados e infidelidades con la luna bañada en chocolate.

Mi universo coloreado con ruegos de retorno y pedidos de libertad.

Siempre fuiste un observador extraño de mi mundo, que hoy desea participar en el ritual nocturno de tomar mi paranoia y hacerla una con mis deseos genocidas.


La noche llega en mi mundo de ensueño, la luna termina por azotar esclavos y regalarme sus ojos como dulces pruebas de su prohibido amor.

Tú, en tu jaula ajeno a la locura que invade mi mundo, te arrepientas de ser parte de esto.


Yo, sin embargo disfruto despertando con las gotas de sangre sobre mi rostro, disfruto de bañar mis anhelos en las ciénagas putrefactas como mis deseos de cambiar, soy feliz en mi mundo alegre y de ensueño.


Allí pertenezco, allí me quedo.

jueves, 22 de octubre de 2009

Tú no tienes...


Mi vida siempre ha estado rodeada de mujeres.


Mi madre, mi abuela, mi tia.

Mis 3 hermanas.

Mis primeros años de escolar fueron en colegios femeninos.

Ahora, trabajo en una escuela de niñas, muy parecida a la que yo asistía.


La imagen femenina ha sido un pilar a lo largo de mi vida.

Sin ser feminista, se me creó la idea (para posteriorente probarla) de que la fuerza (física/mental) no se basa enteramente en el género.


Teniendo así una madre hippie pero guerrillera, trekkie pero bully y todas esas mezclas a las que me he acostumbrado.


A pesar de admirar y enorgullecerme de la imagen femenina, no suelo permitir que ninguna mujer se me acerca más allá de la etiqueta de "conocida" o "compañera". Mis mejores amigos son varones, siempre me pareció curioso.


Como alguien por allí me dijo "Tú no tienes amigas"



Besos.


martes, 20 de octubre de 2009

La vida te da sorpresas


No había título para esta entrada, hasta encender la radio y darme cuenta con incomoda sorpresa de que alguien había osado cambiar la estación radial en la que normalmente se encuentra programada el mini estereo Miray que asemeja un OVNI que se encuentra en el estudio.


Fue 1/2 segundo de molesta seguido de un sentimiento de "eureka".


"La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida... Ay Dios!"


La voz de Rubén Blades era expulsada como una melódiosa lluvia por los parlantes del estereo, era como esas epifanías que aclaran dudas. No pudo haber mejor título para la siguiente entrada:


-¿Qué es eso?-

Nunca podré explicar como 3 palabras inocentes envueltas a manera de pregunta desencadenaron un alboroto en el salón de secundaria en el colegio en el que trabajo.


Una de mis alumnas, es particularmente callada. Tanto, que a veces pienso que sólo lo hace por joder a sus compañeras que se matan diciéndole algo y ella apenas dice 2 palabras en respuesta. Bueno, esta niña siempre me ha parecido un enigma, encantadora, pero por alguna razón a pesar de faltarle poco para derretirme con los ojos en cada clase no logra recordar nada en inglés más allá de "Good Morning".


-¿Qué es eso?-

Escuché una voz aguda preguntando a manera de susto.

Todas las cabezas voltearon al asiento en el cual mi alumna jodidamente callada se sienta sin haber faltado una sola vez desde hace más de 6 meses.

Un dedo se estira para señalar el motivo del estupor y la pregunta.


-"Miss, ¿Qué es eso?"-

Mis ojos siguen el inocente dedito que se estira como esforzándose en guiarme correctamente hasta la carpeta de la alumna jodidamente callada, que con sus enormes ojos marrones me observa sin comprender que ocurre.


"Como se trate de otra clase de brujería ...." Pensé. Dejé el libro sobre mi escritorio y dando dos pasos me acerqué para tener una mejor visión del panorama aconteciente.


"Debo haber visto mal" pensé. Parpadeé, quizás fue tan obvio que una de mis alumnas pregunto:

-"Ay Miss! ¿Pero qué es?"-


Estábamos resolviendo un ejercicio de subrayar respuestas, esas clásicas oraciones en las que debes subrayar lo que se te pide en el enunciado. Todas habían sacado sus reglas. Me causaba gracia ver sus útiles escolares, eran dignos de encontrarse dentro del estómago de un Pequeño Pony. Coloridos, llenos de plumas y de distintas formas, reglas de distintos tamaños y colores, excepto una.


A mi alumna jodidamente callada se le había olvidado su regla, así que mientras todas empezaban a resolver el ejercicio ella sacó algo que cumpliría esa función.


"Ok, calma... puede ser un sachet de Shampoo" Me dije a mi misma.


Di un paso más y mis sospechas se confirmaron, mi alumna jodidamente callada estaba usando un condón (perfectamente sellado) a manera de regla para resolver el ejercicio antes mencionado.


-"Ehm...¿Eso es tuyo?"-

La primera pregunta siempre es la más estúpida.


-"No, creo que es de mi papá, lo encontré en su cuarto y no sé que és, está todo en inglés"-

Lo sostenía y trataba de leerlo, el empaque rojo llamativo parecía confundirla.


-"A ver, dame ¡Yo lo leo!"-

Primera alumna, nunca se calla, un encanto pero especialmente impertinente cuando se lo propone.


-"A ver, préstamelo... dice... Duuuurex...pleasuuuuremaaaax"- Estiraba las letras, señal de no tener una idea de lo que decía en el empaque color rojo llamativo.


-"Nadie lee nada, chicas... a ver ¿Alguien tiene una regla para le preste a su compañera?"-

Alguien me alcanza una regla y se la doy a la niña jodidamente callada, me acerco y le dijo.


-"Es incómodo trabajar con eso, mejor usa la regla y al final de la clase te devuelvo el... paquetito, ok?"-


-"Okey Miss"-

Dijo sonriendo, le devolví la sonrisa.


Tomé el preservativo y lo metí al cajón del escritorio, no sin antes desfogar la gracia causada por el curioso momento en una discreta sonrisa.

Cerré el cajón y empecé a recibir los libros terminados, una de mis alumnas se acerca con el libro abierto y me pregunta:


-"Miss... ¿Porqué no le dijo que era un condón?"-


--------------


Besos.

jueves, 15 de octubre de 2009

Disclaimer



No, no vendo ni promociono ningún tipo de viagra femenino o herbal (por más novedoso que suene). Se trata solo de un intruso en el blog. Veré como solucionar eso. Obvienlo.







miércoles, 14 de octubre de 2009

No me joooooodas!

Juana Soledad Vera Pinto Egas (Compartimos nombre) de 33 años ha protagonizado la más bizarra escena de los noticieros de los últimos días gracias a sus problemitas con la bebida.

Es que esta treintañera y simpaticona abogada de clase acomodada borracha hasta el tuétano se soltó a manejar su lujoso automovil para posteriormente chocar con un inocente bus de transporte público.

Proceso rutinario: Llega la ley enfundada en sus verdes ropajes y llevan a la abogada a la comisaría más cercana ¿El Resultado?





¡Es que esas cosas no las enseñan en la universidad!

¿Lo bueno?

Javier Villa Stein, señaló que la empleada de la Procuraduría Juana Vera Pinto Egas, quien protagonizó un escándalo al chocar su vehículo ebria y luego al ser detenida agredió a los policías, será retirada de su puesto de “inmediato”.

Perfecto! La retiran del cargo... ¡El sistema funciona! ¡Se ha hecho justicia con esta borracha!...

No.

El juez a cargo de su caso la dejó libre... cómo el sol cuando amanece... esta borracha, pésimo ejemplo, esta amiga de los diablos de todos los colores está libre gracias a la vara que la ampara (entiéndase esta frase del modo en qué deseen).

¡Es que necesitamos más abogados así que se defiendan a patadas de tacón!


No me jooooooooooooooooooooooooooo...das!

domingo, 27 de septiembre de 2009

La mixtura de Mistura (Parte 2)

Lo rico de Mistura (además de la comida), fue la variedad. El poder hallar de todo en todos lados.
Desde el restaurante más exclusivo de Miraflores, hasta el señor que le vendía zanguito a mi mamá en el mercado Limoncillo de El Rímac.
El Señor del Zanguito del Mercado de Limoncillo en El Rímac!

El Peruano promedio está acostumbrado a las mezclas y la variedad, cosa que otras culturas envidian.
Mistura fue, el punto de encuentro para muchos estómagos hambrientos de un poquito de orgullo patrio.

Cosas Curiosas y descubrimientos de Mistura - 2009:

-> Por donde se viera o buscara, era imposible encontrar comensal molesto o incómodo. Sin importar las colas, esperas o pequeños errores que pudieran presentarse, nadie hacía el acostumbrado alboroto que vemos cada día en las calles limeñas. Todos estaban tan sonrientes y felices que Javi y yo sospechamos que habían colocado algún tipo de alucinógeno en la comida.

-> "¡Butifarra de Merlín!" : Leí el cartelito casi gritándole en la oreja a Javi, ambos coincidimos en que la razón de ir a Mistura era el de probar cosas distintas, nos arriesgamos con la butifarra; el sabor resultó ser muy fuerte para mí, pero no voy a negar que era rico.

-> "Churros... vaos?" : La butifarra de Merlín fue un paso muy apresurado para mi paladar; algo preciso, fue La 73 con sus MAGISTRALES churros embarrados de salsa de chocolate. ¡Deliciosos! Javi y yo le dimos cinco estrellas sumado a un "Al salir compramos una docena cada uno!"

-> "Crocante de... Solórzano :)" : Flavio Solórzano, mi descubrimiento culinario de la feria, que chef para más encantador y simpático. De "El Señorío de Sulco", hacía de animador en los concursos de gastronomía de la feria; tal fue mi impresión que me crucé frente al público que observaba el concurso mientras Javi se burlaba de mi. Ah claro, el plato: Crocante de Lúcuma! Simplemente delicioso.

Solórzano animando con camisita roja :)

Top5 platos probados en Mistura:

5. Butifarra de Merlín -> No vamos a quitarle mérito sólo por haber sido fuerte.

4. Helado de Camu Camu -> Genial, descubrí que mi fruta favorita es el Camu-Camu.

3. Ceviche de "Sonia" -> ¡Qué ceviche para más rico!

2. Camu - Sour -> Una de esas divinas mezclas entre costa y selva.

1. Los Churros de La 73 -> Adictivos, deliciosos, altamente recomendables.

Mención honrosa para Gastón Acurio a quien, pese a mis intentos no pude raptar, meter en mi cartera y llevar a casa. Ya se intentará el próximo año.

Besos.
Buen Provecho.

La mixtura de Mistura (Parte 1)

Viernes 11:00 p.m.
Todo empezó con un sms:
"Vamos a Mistura?"
Y una respuesta:
"Vamos pues! ¿Mañana o pasado?"

Así llegamos al "Woodstock de los sabores". 4 Días de Mixtura, Ají y Paz en los cuales las estrellas eran nuestros nuevos RockStars "Los Gastrónomos" Encabezados por leyendas como el Chef Wong, Teresa Izquierdo, Teresa Ocampo, Rosita Ríos entre otros. Como los actuales embajadores de la cocina peruana los ya bastante famosos Gastón "Yo no uso gorrito para chef" Acurio y Flavio Solórzano y por supuesto los infaltables cientos de nuevos rostros de la gastronomía.

Decidí plasmar en el weblog mi experiencia sabatina con "Mistura":

La compra de entradas:
8:05 a.m.
El viaje en Bus desde el final de la Av. Benavides hasta el Parque de la Exposición en el centro de Lima es un Viaje de 1 hora y pico. Que con gusto aguanté con sonrisa positiva pues se trataba de un evento importante. Mi hermana y yo nos subimos en la 5C conversando acerca de quiénes estarían allí y las cosas que podría ver; mi hermana es la que me recomienda comidas, postres y lugares nuevos y hoy, no sería la excepción.

9:20 a.m.
Llegamos a la entrada del Parque De La Exposición por la Av. 28 de Julio, siendo las 9:20 habían ya por lo menos unas 20 personas haciendo cola.
"¿A qué hora empiezan a vender las entradas?"
"A las 10:00"
"En Plaza Vea me dijeron a las 9:00"
"No, es a las 10:00"
Nos quedaba esperar. No tenía problema con esperar 40 minutos. ¡El viaje de mi casa hasta la feria duró más!

10:00 a.m.
Una de las encantadores señoritas de Tu Entrada se acerca a la reja de separa la boletería de los asistentes y dice:
"Señores la venta de entradas se va a retrasar 45 minutos"
El "Oiga! Estoy acá desde las 9:00" No se hizo esperar. Es que, todos queríamos entrar a toda costa.

10:45 a.m.
Los V.I.P. ubicados ya y luciendo sus intimidantes rostros pre-feria observaban a la cola de gente que ya alcanza la cuadra entera de distancia.
"Señores les pedimos que esperen 15 minutos más"
Las pifias clásicas, reminiscencias de estadio.
Alguien se cansó de esperar a mitad de la fila y decidió saltar la reja que separa a los recién llegados de los sacrificados que llevábamos más de una hora esperando.
El V.I.P. más grande se acerca al hombre que saltó la reja y con un ademán lo separa de la manada en la que estaba a punto de convertirse esa fila de gente.

11:00 a.m.
"Por aquí tarjetas de crédito, por acá efectivo"
Escuché un par de aplausos y poco faltaba para saltar de emoción al sostener mis entradas.



martes, 15 de septiembre de 2009

Depende... ¡GRÍTAME!


De según cómo se mire todo depende... Él, distraído como cada vez que conversamos abre la boca para dejar salir la mejor frase de nuestras últimas conversaciones:
"Depende... Quizás ella es muy puta para el resto... o quizás el resto es muy cucufato para ella"
Fue allí cuando me di cuenta de que nuestras últimas conversaciones han sido pésimas.
¿Mi respuesta?
"Sabes, hoy no quiero que me traten con cariño ni comprensión. No quiero alguien que me diga lo bien que todo va a salir, quiero que me griten. ¡Grítame!"
Aún sigo buscando alguien que me grite.

Si tienes ganas de gritarme, te agradecería que lo hagas.

Besos.

Juana

viernes, 11 de septiembre de 2009

Para el fin de semana

Copiado con roche de: El Blog de Andrés Edery


Jake Gyllenhaal


*La sonrisa*



*El cuerpo*


*MmMmM... La pose*

Dato curioso: Mientras buscaba fotos le pasé la última foto a una amiga diciéndole que necesitaba un pie de foto para esta y me dijo que ponga "Ala... hazme lo mismo pero contra la pared ¡Papacito!". (I agree).


Besos.
Buena fin de semana.

miércoles, 2 de septiembre de 2009

"Culantro pero no tanto"

No amigo lector, aquí no encontrará usted una apología al Doctor Monique o alguna foto del derriere de alguna bien papeada bataclana que se haya sentado calata (o semi calata dependiendo de SU mala suerte) sobre algún símbolo patrio.

Esto es un "Soy pero no soy", un "Salir un ratito d
el clóset". Tengo días en los que me vuelvo... una soberana... GEEK.

Durante mis años de colegio, si debía colocarme una "etiqueta" o pertenecer a algún estereotipo escolar, siempre era el de la "Tough-Girl" con sus momentos de "Bully". Era muy seguro serlo y me sentía cómoda. En esos años si yo veía a alguien usando este tipo de anteojos:
Me hubiera reido. Si alguien me hubiera dicho que planeaba escribir las cosas que hace durante el día en menos de 120 carácteres o si me hubiera dicho que "Tenía que terminar de leer Identity Crisis porque si no su vida no tenía sentido" lo hubiera lapeado por ridículo.

Y mi castigo fue... Cómo no era de otro modo, volverme de a pocos Geek.
-> Tengo weblog
-> Tengo Facebook

-> Tengo Twiter

-> Tengo Twit-Pic
-> En estos meses he sabido más de Marvel & DC que de el gobierno de nuestro país.
-> Sé más de la gente vía internet que por teléfono.
-> Me estreso cuando llevo menos
de 4 GB de memoria en el llavero.
-> Iphone


Aún me aferro al único interés que me quita lo Geek: Lucha Libre. Cada cierto tiempo me siento frente al televisor a gruñir como una cavernícola y gritar el nombre del algún luchador cada vez que hace un movida que me gusta.

Esto no anda bien!

Al entrar a trabajar al F.M.B. me tuve que
volver una lady, con poses para hablar, sonreir y ser la Barbie Profesora (más despachada y con ropa oscura) y con el poco tiempo que tengo para salir me metí de lleno al facebook y twitter para tener contacto con amigos y gente del trabajo.

Que bueno que mañana... hay tiempo para lanzar el I-Phone y dejar el Twitter a un lado para socializar.

¿Desea saber amigo lecto si a usted le ocurre lo
mismo que a mí?
¡Say No More! Aquí tiene una manera
didáctica de ubicarse entre estos Geek-Profiles:

Guía-Geek:
Gracias a Geeksolaria

  1. El Fan
    Cómo es: Todo su lenguaje está extraído literalmente de Los Simpsons, Star Wars, X-Files, Star-Trek, Cómics y series de Animé. Le encanta participar de debates como “Si Batman y Boba Fett pelearan ¿Quién ganaría?” (Batman, obvio).
    Sus creencias: La Fuerza existe, pero lo de los midi-chlorians es pura basura. Han disparó primero.
    Lo “encienden”: La princesa Leia en su bikini de esclava; Buffy la Cazavampiros (cuando se vuelve mala); La protagonista de Ghost in the Shell y Jean Grey, de X-Men.
  2. El músico
    Cómo es: Le encantaría hacerte conocer buena música, en vez de esa asquerosidad que escuchas. Se prende en todos los shows y recitales, pero al final siempre “apestan”.
    Sus creencias: los mp3 no son tan buenos como los CDs, los cuales no son tan buenos como los discos de vinilo. Es muy importante el material con el que están hechos los cables de tus parlantes.
    Lo “encienden”: El “Behind the Music” de VH1, un disco viejo de Aerosmith (la época glam) y un solo de guitarra de Hendrix.
  3. El enfermo de los videojuegos
    Cómo es: Tiene un alto nivel de Dexerity y Stamina, pero no tantos amigos. Sólo te habla mediante texto durante un juego online, sus frases preferidas son “¡Fire in the hole!” o “¡Need backup, team!“.
    Sus creencias: El juego La Vida Real tiene un excelente motor gráfico, efectos de renderizado 3D hiperrealistas y sonido surround, pero una jugabilidad un poco difícil. Le molesta no haber conseguido los cheats para pasar alguna etapa difícil.
    Lo “encienden”: Guardar una partida, los ringtones del Pac-Man y los nuevos controles de la Wii. Conocerte dentro de un juego de red e invitarte a tomar un trago virtual.
  4. El amante de los gadgets
    Cómo es: Sociable en la parada del autobús, feroz cuando discute en un foro de una red social. Se siente mal siendo “infiel” a Apple, la marca que hizo la mayoría de los dispositivos que tiene.
    Sus creencias: “Puedo repararlo”. No hay otro Dios que no sea Mac Gyver. “El precio bajará en un mes, pero lo quiero ahora”.
    Lo “encienden”:
    Las pilas de respuesto, los leds azules y los punteros láser. Los themes para el celular y pasarse archivos via BlueTooth con la persona que le gusta.
  5. El Hacker
    Cómo es: Gruñón en todo momento, debido a que tener un intelecto superior es una carga muy pesada (¿Sabes lo que es que todo el mundo te pida que le expliques todo?). Tiene tendencias paranoicas; piensa que lo están persiguiendo. Se pone muy mal cuando tiene un deja-vù.
    Sus creencias: “Todo lo que tiene un principio tiene un final”. La alergia al sol puede causar la muerte. Todo se ve mejor en código.
    Lo “encienden”: Trinity. El l33t.
  6. El Otaku
    Cómo es: Alarmantemente feliz. Prefiere leer de derecha a izquierda. Le gusta participar de concursos de disfraces (cosplays).
    Sus creencias: El Manga es un medio, no un género. Los muñecos de peluche no son desagradables. Se puede aprender japonés viendo Evangelion. Lynn Minmay es el personaje más molesto de la historia.
    Lo “encienden”: Las citas en “Los Sims”, los disfraces sexys, los cabellos teñidos de colores estridentes.
Después de revisar los profiles, ¿No lo tiene claro aún?. Aquí tiene más opciones.

Click para ampliar


¿Qué no se encuentra tampoco aquí mi querido lector? Bueno, debes estar entre esta lista de perfiles geek ... de todos modos: Estás leyendo este weblog.


Besos.

viernes, 28 de agosto de 2009

Obviando cosas obvias

Click en la imagen para ver claramente.
Caso 1:
-Estoy temblando... Mira-
Ella toma la mano de él y la acerca a su rostro, tan suave y delicado. Él, con temor siente su cuerpo tiritar del frío, la mira directo a los ojos. Ella sigue temblando y suspira como tratando de expulsar el frío de su cuerpo. El aire que dejan escapar sus brillantes labios golpea delicadamente la piel del cuello del chico.
Ella, sonríe y retira la mano del chico. Él piensa "Dios... ¿Qué debo hacer para gustarle?"

Caso 2:

-Te ves tenso... ¿Masajitos?- Ella, sonriente se coloca de rodillas a la altura de la espalda del chico, sus manos recorren su espalda dándole un masaje. Él (Seamos sinceros: A punto de sufrir la misma enfermedad que David Duchovny) piensa "¿Qué debo hacer para gustarle?".

He andando haciéndolas de Doctora Corazón con algunas alumnas y eso me tiene con menos ganas de tener hijos que antes.

Ahora bien entre todos los "Miss ¿Cómo hago para que le guste?" llegó a mi la conclusión.
No tienes que hacer nada para gustarle, nada de esfuerzos sobre humanos... simple, algo sutil funciona bastante bien acorde a mi sondeo y encuesta avalada por mi celular lleno de sms que dicen "¿Si quiero que se fije?... Fácil la del "Me duele la espalda... ¿Me haces masajitos?" Nunca falla".


Y como yo, le hago caso a la cultura popular, ¿Quién más que las mujeres para asegurarnos que no hay nada de que asegurarnos? Ahora claro! De allí a que esto del "Masajeame acá, acompañame allá y pagame la entrada aquí" vaya algo serio... no podría lanzarme a asegurarlo, total ¿Quién nos entiende?


Besos.

martes, 25 de agosto de 2009

Paraleleando...

Nuestro presidente es un gran orador.


Nuestro presidente está considerablemente subido de peso.
Nuestro presidente podría entrar a la categoría de "Gordito Bonachón".
Nuestro presidente hizo el intento de jugar fútbol para demostrar que aún tiene físico para correr tras una pelota, como la gente saludable hace.

Se bajó a 4 camarógrafos en el proceso pero corrió 5 metros de cancha ¡Nuestro presidente se siente saludable y poseedor de un físico envidiable...!

¿Quién dice que ser presidente quita el buen físico ... acaso ven en mal estado físico a García? Son cosas del oficio! ¿Alguna vez ha existido un presidente con un físico envidiable? ¿Alguna vez se ha visto que un presidente tenga abdominales?.... Díganme!


Ah claro...

jueves, 20 de agosto de 2009

Baseball


Strike 1:

Ella: -"¿Se me ve bien o mal?"-
Juana:
-"mMmM... Mal"-

Ella: -"Aj! Que mal amiga!"-

¿Qué se suponía que debía responder?


Strike 2:


Él:
-"¿Salimos el Viernes? ¿Entre 7 y 9?"-

Juana :
-"Ok, yo puedo a las 7"-
Él: -"¿No puede ser a las 9?"-
Juana: -"No, yo puedo a las 7"-
Él: -"Pucha si no quieres salir normal..."-
Juana: "No es que tu me dijiste.... Ah, olvidalo"

Él dio las opciones ¿Qué esperaba?



Strike 3:
The boss: -"Do you think this is a bad idea?"-
Juana:
-"Yes, I do"-

The boss:
...


Ella preguntó! ¿Qué debía decir?



Extra point 1:

Juana: "Es que nunca voy a poder decirte de frente "Sorry pero esto no me gusta""
Micky:
"Ves, ya lo hiciste. No fue tan difícil ¿No?"

Juana:
"No me han gustado tus últimas entradas en el Facebook, pero al resto le gustan bastante. Así que siguiendo ese criterio este puede gustar mucho en Facebook."

Micky:
"Osea que soy un escritor Pop?"

Juana:
"¿Pop?"

Micky: "Que escribe cosas sólo porque le gustan a la gente... Comercial"
Juana: "No lo sé, nunca he usado ese término"
Micky:
"..."


No se supone que era algo bueno el poder decirle que algo escrito por él NO me gustaba?



Extra Point 2

Ella: "¿Tú que opinas? ¿Debería dejar de hacer eso?"
Juana: "Yo creo que deberías dejar de hacer eso..."
Ella: "¿Por qué? Juana! No me juzgues!"
Juana: "No te juzgo es que no creo que debas..."
Ella: "Pero lo que importa es lo que yo piense"
Juana: "PERO TU ME PREGUNTASTE!"

INCREÍBLE!


------

Hoy todos se han puesto de acuerdo para estar más sensibles que quinceañera.

Besos.
Si estás en esos días... ¡NO ME HABLES!

Juana.

martes, 18 de agosto de 2009

De brujas y males menores

Dato curiosísimo: En el abdomen del muñeco dice "Ricky" y según rumores la tela con la que fue hecho es de un polo del susodicho.


-Miss! Él me engañó!- Me dijo sosteniendo la galleta "morochas" con la misma mano que se señalaba el pecho y miraba hacia la ventana de la sala de profesoras.

-Pero... ¿Qué te hizo?- Dije con claro miedo a la respuesta.

Me acababa de sentar en mi hora de descanso en el trabajo, no tenía nada que hacer así que le acepté la entrada a mi santuario, ella seguía
de pie.

-¡Ay Miss! ¡No sabe! -
Se sacudía nerviosa, flexionaba las piernas y mordía la galleta. Parecía que me iba a contar algo serio, algo que con seguridad le provocaba verguenza y dolor.
Uno de esos secretos que son el momento cumbre de "Mujer: Casos de la vida real" o "Lo que callamos las mujeres".


En mi mente rogaba a todo el universo porque la respuesta no fuera "Se tiró a mi mejor amiga" o "Estoy embarazada", ¡Imaginen oir eso de una niña de 13 años!.

Estaba acorralada, en hora libre. No tenía que salir, debía quedarme allí sentada a oir todo. ¿Por qué le dije "Pasa"? Ah claro, el muñeco que encontré en clase al cual le estaban pintando la cara y golpeando la entrepierna con un pote de goma esperando que haga efecto la brujería. "Muere! Muere!" Decía con voz chillona una de sus amigas mientras golpeaba al muñequito de trapo contra la mesa. Había resentimiento en el ambiente.

-Lo vi! Besando a *Inserta nombre femenino aquí*!-

"UFF!" Una ola de agua fria me refrescó la mente.

-¿Y esa es razón para hacer un muñeco vudú?- Dije acomodándome en la silla, pensando que lo peor había pasado ya.

Sonriente, el muñeco posa en sala de profesores.

- No Miss, lo que pasa es que al principio no era para él, era para ella que para besándose con todos! Usted no la ha visto! Ay Miss!- Abría los ojos, cerraba los ojos, daba un paso adelante, que raro era verla. Me dejó pensativa el que se lamente porque el noviecito bese a otra... que espere 5 añitos más (y eso) y tendrá que preocuparse por más que cosas que un beso del noviecito.

-¿Y qué pasó? ¿Por qué el muñeco ahora si es para él?-
Pregunté.

-¡Porque no quiere volver conmigo Miss! ¿Puede creerlo?- Se me acercó como esperando que mi respuesta fuera un "No, no puedo creerlo".

-Así sucede, pero bueno... si ya lo viste besandola, pues déjalo, ya vendrá otro.- Mi única salida era la ventana de la sala de profesores, quería lanzarme por allí e huir. Debía aparentar calma y sabiduría.

-¡Es que Miss! ¡Ya hasta tenemos fecha para casarnos!- ¿Qué carajo se supone que debía responder a eso? -¿Cuándo es?- Pregunté poniendome de pie.

-El 14 de Febrero Miss, en 8 años cuando cumplamos 20 años- Sonreí, por dentro me reía a carcajadas. Debía terminar esta conversación.

-Mira, tienes 12 años, no te preocupes por él, ahora si tienes más dudas acerca de eso consulta con tu tutora, o tu mamá o la psicologa ¿Ok?- Bendita sea la psicología y tutoría en momentos como estos.


-Ay, Gracias Miss por escucharme...-
Bueno, pánico y luego agradecimiento, no me fue TAN mal.

-De nada, yo agradecería que dejes la brujería para tu casa y no para la clase de inglés ¿Estamos?- Me alejaba.

-Ya Miss... ¿Se va a quedar con el muñequito?-
Ya la sonrisa cambiaba a una de esas de curiosidad con palomillada.


-Si, tengo un par de candidatos para la carita del muñeco...- Sonó el timbre.

-Go to the classroom- Dije yo.

-Okey, Bye Miss!- Dijo ella.

Increíble: Pueden hacer esto en una tarde pero cuando pido 100 palabras sobre un capítulo de The Big Bang Theory lloran.


----------

Besos.

domingo, 16 de agosto de 2009

Mismo café, distinto amigo.



-¿Le crees?-
Dije recostándome sobre el lado derecho de la silla.

-Si-
Dijo él, tajante y sin dudar mientras sacaba de su cajetilla de cigarros uno de los pocos que le quedaban.

-¿Por qué?-
pregunté casi al instante, me pareció agresiva mi pregunta, pero me daba curiosidad.

-Porque...-
hizo ese gesto de mover la mano en pequeños círculos en el aire, lo hace cuando va a pensar en una buena respuesta, pero con seguridad irreal.

-¿Por qué ella te lo dijo?-
Definitivamente, estaba siendo agresiva, rarezas de mi personalidad, no era mi intención serlo.

-... ¿Por qué me mentiría?- Me respondió con una respuesta, lo hice dudar. No sé hasta que punto será eso bueno.
-¿Por qué te diría la verdad?- Tomé un cigarro de la caja y él bebió un sorbo de mi taza de café. 3 Preguntas y ninguna respuesta, esto se tornaba preocupante.
-Tú sólo escuchas lo que quieres escuchar- Encendí el cigarro.
-Juana no es eso...-
Me interrumpía y se colocaba las manos sobre el estómago mientras se recostaba en el espaldar de la silla.


-Me da risa que pienses eso...-
-La haces ver como una villana-
-No lo es, para ella es normal, para mí es normal. Para tí, es bueno, no estás pensando.-
-Si estoy pensando-
-No es cierto, no piensas y es normal... -

-Yo la conozco...-
Dijo como para detener la conversación.

-No, no la conoces- Dije.
-Está bien, no tanto como me gustaría-

-No la conoces...-


-Pero yo sé como és, la he "sacado"- Se refería a que se había hecho una idea de cómo era basado en las conversaciones que había tenido con ella. Error.
-No, no las sacado, sólo ves lo que quieres ver - Hasta cierto punto me daba mucha risa verlo así, realmente creía conocerla.
-Tú, conoces a los hombres... Yo conozco a las mujeres y en especiales a las que se autoequitan de tímidas-


Esta ha sido la conversación más tranquila (a pesar de la redundancia) de mi semana que ha tenido más de 7 días. Un abrazo enorme a ese amigo al cual me encanta ver "enamorado", pero no soporto tener cerca "enamorado", lo siento, efectos de la personalidad. Por eso te dije cuando me contaste por el messenger "UuUuUy hombre, de lejitos nomás contigo".

Una persona "enamorada" no escucha, no entiende, nisiquiera piensa y se golpea más veces que yo haciendo Yoga (Puedes reírte). Y este amigo (A quien para proteger llamaremos "Ricky Bane") es particularmente, jodido, terco y asquerosamente soberbio (Pero a quien quiero bastante :D), así que ya tiré la toalla respecto a hacerle notar lo cojudo o particularmente *idiota* que se ve diciendo las cosas que dice o hace las cosas que ... hizo. Por que ya ha dejado de hacerlas (dice él).

Y "enamorada" está entre comillas pues recordé que en la facultad de biología tenía un profesor que acostumbraba a decirnos "El "enamoramiento" es un proceso químico, una necesidad biologica que como todas las necesidad al verse cubierta se desvanece". Así que hoy, entre comillas. Luego volveré a mis dilemas clásicos de príncipes, cavernícolas y vampiros.

*Sospecho que habrá un descargo --> Bring it on!*

Besos y saludos.

Conversaciónes intrascendentes

*Imágenes transcendetalísimas*


A: Mira a ese niño...
B: ¿Qué tiene?

A: Su viejo es igualito al "Chorri" Palacios.

B: Su viejo ES el "Chorri" Palacios.
A: Ah... Con razón se parece tanto.




Besos

jueves, 13 de agosto de 2009

Mix-Tape (Tanto por olvidar y tan poco que recordar)




Siempre olvidaba el sonido de su voz, a pesar de que me había acostumbrado a escucharla por un par de años.


-No es bueno que este sola...-
Me dijo sacando la billetera del bolsillo izquiero de su pantalón.


-Deja de decir "sola", me hace sentir que voy a morir y nadie irá a mi funeral-
Frotaba mis manos entre sí, el frío en Lima es cada vez peor.


-Yo iría-
Sostenía en su mano un billete de 20 soles y sonreía, no supe si se burlaba.


-¿Es eso un consuelo?-
Por precaución hice gala de un "Eso a mi me llega", con él, nunca se sabe.


Pagó el taxi y caminó a mi lado, esta vez sin necesidad de escondernos de nadie como hace unos años (cambios que hace el tener D.N.I.)

-¿Recuerdas como fue conmigo?-
Siempre hablaba mirando al suelo o el horizonte, eso me molestaba.


-¿Honestamente? No recuerdo mucho-
Y yo no mentía, poco o nada recordaba sobre él, que le gustaba, que hacía, apenas recordaba su voz.


*risas*

-¿En serio no recuerdas? o ¿Es que no quieres recordarlo?-
Cómo me jodían esas preguntas, sea lo que sea era lo que yo quería. No era su asunto lo que fuera a responder.


-No quiero recordarlo-
Dije metiendo un chicle a mi boca.


-Bueno, dejémoslo allí-
Si poco recordaba, una de las cosas que recordaba era que él nunca dejaba las cosas "allí", siempre seguía, con aquel complejo de Sherlock Holmes que lo hacía querer averiguar la razón de todas mis respuestas.


-Está bien- Dije yo, masticando el chicle.
-¿Qué tiene de malo el estar sola?- Pregunté.

-Eso justamente, que estás sola...- Dijo él, bastante tranquilo.

-No me encierro en una habitación ¿Sabes?- Algo ocurría en mi mente.

-No es encerrarte, pero no deberías estar sola... es cómo lo que ocurrió con nosotros...- Allí llegaba! Un huayco de recuerdos de porqué lo había dejado de ver hace 3 o 4 años atrás.

-Dijiste que lo ibas a dejar allí- Le respondí. -Es que no puedes suprimir algo sólo porque si, Juana...- Me dijo luego de aclarar la garganta.

Me planté en el suelo frente a él, haciendo enormes globos con el chicle, él... fruncía el ceño. Nunca le había gustado que masticara chicle mientras hablabámos.
Me di media vuelta y caminé la distancia que faltaba para llegar a mi casa, entré sin mirar atrás.

Un flash en mi mente, de pronto recordaba Por qué había borrado su celular de la agenda. Porqué lo eliminé de cuentas de correo.
Porqué no contestaba sus llamadas.

Porqué me escondía de él en clases.

Porqué nos escondíamos en la calle.

Porqué le decíamos a todos que nunca nos habíamos visto.

Porque lo olvidé tan rápido.

A veces olvido que detesto recordar.
Besos.

martes, 4 de agosto de 2009

Lunática


La siempre confiable RAE nos dice que Lunático es aquella persona que padece de locura, mas no de manera constante sino por intervalos. Allí viene el aspecto X-File de la entrada ¿Intervalos de 28 días? ¿Intervalos determinados por la fase de luna llena quizás? Ayúdenme a comprender mejor esto.


...


Hoy, siendo la 2da noche de luna llena, estaba revisando El Útero de Marita con motivo de su 4to aniversario (Felicitaciones), abrí la cortina para observar por la ventana y la vi, fantasmal pero coquetona como cada mes... la luna llena.


Recordé entonces todos los mitos que le "chantan" a la querida y tantas veces poética luna.


¿Será cierto que nos afecta la luna llena?


¿Alguna base tendrá la conocida historia del hombre lobo quien en los 28 días del mes es un ser humano normal para 3 días al mes convertirse en un monstruo? ¿O esa historia será una apología encaletada al periodo menstrua


Una hora después de descubrir que habría luna llena, entre milkshakes y teléfonos una conversación fue interrumpida por mi pregunta del día:


"¿Será cierto que el apetito sexual de las mujeres aumenta durante la luna llena?"


Mi interlocutor, con la seriedad que no lo caracteriza dice:


"No lo sé Juana... sería bueno que se lo preguntes a una mujer, que tenga apetito sexual..."


Buen punto, tantas preguntas en mi cabeza y nadie que pueda resolverlas.

No es tampoco que vaya a tomar la cámara e ir perseguir jovencitas por la calle para preguntarles:


"Amiga... ¿Hoy te sientes particularmente... fogosa?"


Decidí darle a la investigación por mi misma: Internet!


Encontré algunos detalles curiosos.


1. Si colocas "Luna Llena" en Google y le das a "Buscar" : Obtendrás resultados de una película para adolescentes sobre vampiros que pueden caminar a luz del día con tintes de novela mexicana y mucho, mucho factor MTV.


2. Si colocas "Luna Llena Afecta" Encontrarás muchos perdidos como yo que ruegan por una respuesta a la pregunta "¿Qué carajos me hace la luna llena?".


3. Si colocas "Luna Llena" en Google, le das a "Buscar" y luego vas a "Noticias" encontrarás que algunas noticias relatando asesinatos ocurridos por la noche terminan con un escalofriante "Había luna llena".


Ahora, basándonos en este último aspecto ¿Por qué se recalca que había luna llena? ¿Será que es una buena defensa decir "¿Yo? ¿Descuartizar, picar y enterrar? ¡Pero si había luna llena!"?


Pues al haberse popularizado aquello de "Las fases lunares controlan las mareas y el oleaje" deriva en un "Afecta al ser humano" ya que como sabrán somos 80% agua. Tiene sentido la confusión ¿Pero es cierta?


Encontré una lista de acciones y sucesos con las que se relaciona a la luna llena, así es, de esto se acusa a la luna llena.


De provocar:


- Homicidios.

- Accidentes de tráfico

- El aumento de llamadas de auxilio a la policia o bomberos.

- El aumento en casos de violencia doméstica.

- Nacimientos.

- Suicidios.

- Desastres Naturales

- Secuestros.

- Peleas entre jugadores profesionales de hockey.

- Violencia en prisión

- Admisiones a centros psiquiátricos

- Heridas de bala.

- Apuñalamientos.

- Licantropia.

- Vampirismo

- Inicio de alcoholismo.

- Sonambulismo

- Epilepsia

- Aumento de relaciones sexuales sin protección.

- Engaños (a la pareja sentimental).

- Despidos.

- Renuncias


Bueno, me huele más a justificación que ciencia.

Besos.!

-----------------------

Actualización: He hecho la respectiva a consulta a 4 mujeres (sus nombres permanecerñan ocultos para proteger sus identidades) preguntándoles "¿La luna llena provoca algún aumento en tu apetito sexual?" y la respuesta fue un: "Si, aumenta" (No cuentan los "¿Pero que rayos te interesa cuando si quiero y cuando no?").